¿No es perder el tiempo y la vida cuando nos preocupa más el prestar atención a las estupideces de los demás cuando aún no entendemos las nuestras? ¿Para qué malgastar cada minuto de una existencia en cosas que nada tienen que ver con nosotros? ¿Acaso eso nos traerá la felicidad que con ansias buscamos en todos lados? Al final, no vale la pena.